• Tipos de certificados de eficiencia energética

  • Este requisito es obligatorio para cualquier cosa que vayáis a hacer con vuestras propiedades, de este modo, es algo que debéis hacer casi de inmediato, sin descuidar el tiempo que os tome hacerlo. Ahora bien, el cómo tramitar este título dependerá del tipo de inmueble que tengáis, y del alcance del certificado, ya que el mismo puede ser para una edificación total, o puede ser un título de índole parcial.

    Título de eficiencia energética para una edificación totalmente terminada

    En primer lugar, si queréis tramitar el título de eficiencia energética para un edificación completa, es esencial que toda la propiedad tenga la misma finalidad. Si esto no es así, entonces se deben determinar títulos diferentes para cada una de las necesidades que se pueden suscitar en el edificio. Las certificaciones de edificios completos suele ser la opción más fácil para evitar tanto gasto para estos títulos.

    Este título también dependerá del uso de la edificación, puesto que no es lo mismo un edificio de apartamentos, que un edificio de oficinas. Puesto que, se deberán tomar parámetros diferentes para lograr calificar con el título de eficiencia energética tanto uno, como el otro.

    Título de eficiencia energética para domicilio particular

    Ahora bien, para cualquier unidad domiciliaria, ya sea una casa, o un departamento de un edificio, los propietarios deben expedir el título de eficiencia energética de manera individual. Como ya os hemos dicho anteriormente, este título es un requisito obligatorio si queréis vender o arrendar la propiedad.

    Los ítems que se evalúan tanto para las edificaciones en conjunto, como para las casas individuales, son parecidas, pero si los profesionales van a evaluar unidad de domicilio una por una, van a pesar factores como el tamaño del inmueble, la ubicación, los arreglos que se le han hecho, entre otros.

    Conoced los títulos de eficiencia de energía de los puestos de comercio

    Si queréis abrir vuestro negocio, tened en claro que debéis sacar el título de eficiencia energética si queréis abrirlo. Y lo debéis hacer sí y solo sí vuestro local ya está a punto y solamente falta este título para que podáis abrirlo. Una de las cosas que diferencian este título de los de viviendas, es el apartado de la luz artificial. Esto debido a que en las casas particulares, la luz es un factor descartable.

    Pero sucede que en un puesto de comercio la luz sí incide, y por lo tanto, los precios a pagar por esta certificación, son un poco más altos que los de las casas, obviamente. Lo que más pesa en el precio de estos títulos son los servicios que tienen los locales, puesto que se gasta mucho más que en una casa.

    Si hay una nueva construcción, también deberá tener el título de eficiencia energética

    En esto es donde orbita la nueva normativa, toda edificación nueva o reciente, tiene que tener este título de manera obligatoria, así no sea para trámites de compra – venta o alquiler. Para tramitar esté título en una nueva construcción, se tendrá que hacer en dos oportunidades; la primera, se solicita cuando está en fase de proyecto, es decir, antes de que el proyecto sea enviado a la autoridad gubernamental encargada de otorgar las licencias requeridas.

    Como es un edificio que no está construido, solo se tratará de un mero trámite burocrático, por lo que solo es una estimación del gasto energético que la edificación va a tener. Ahora, el segundo título, se emitirá una vez que el inmueble esté totalmente construido. Por supuesto, este último se podrá comparar con el primero para ver si se han cumplido todos los requisitos de eficiencia en la gestión de la energía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
LLÁMANOS DESDE AQUÍ